Resto del País

Así fue la fuga de El Azul frente al titular de la PGR; hasta lo saludó

EMOTICON SOR1
FOTO DE INTERNET
Anuncios

Juan José Esparragoza Moreno alias El Azul, es un peligroso narcotraficante y uno de los líderes del Cártel de Sinaloa y, aunque se especula que murió por un paro cardiaco en 2014, las autoridades no han confirmado dicha información, por lo que continúa en la mira.

Imagen relacionada

Además de las operaciones delincuenciales que encabezaba, uno de los hechos más destacados del también fundador del Cártel de Guadalajara fue su escape de las autoridades durante un operativo, del que pasó desapercibido e, incluso, tuvo tiempo para saludar a Antonio Lozano, el entonces titular de la Fiscalía General de la república (FGR), quien no lo reconoció.

Todo habría ocurrido a inicios de 1995, cuando acudió a un exclusivo restaurante de Polanco, en la Ciudad de México.

Aunque parecía que iba solo, en las mesas de su alrededor había varios escoltas encubiertos protegiéndolo y listos para cualquier imprevisto que pusiera en riesgo a su jefe.

En cierto momento, uno de sus hombres le avisó que las autoridades ya lo habían ubicado en el lugar, por lo que, en breve, llegarían elementos de la Procuraduría General de la República.

De inmediato, El Azul se levantó de su asiento y se apresuró para salir del lugar y, en la entrada, tropezó con un hombre que, aparentemente, estaba esperando a que le asignaran una mesa: Antonio Lozano.

Anuncios

T
Juan José Esparragoza Moreno, alias El Azul, es un peligroso narcotraficante y uno de los líderes del Cártel de Sinaloa y, aunque se especula que murió por un paro cardiaco en 2014, las autoridades no han confirmado dicha información, por lo que continúa en la mira.

Además de las operaciones delincuenciales que encabezaba, uno de los hechos más destacados del también fundador del Cártel de Guadalajara fue su escape de las autoridades durante un operativo, del que pasó desapercibido e, incluso, tuvo tiempo para saludar a Antonio Lozano, el entonces titular de la Fiscalía General de la república (FGR), quien no lo reconoció.

Todo habría ocurrido a inicios de 1995, cuando acudió a un exclusivo restaurante de Polanco, en la Ciudad de México.

Aunque parecía que iba solo, en las mesas de su alrededor había varios escoltas encubiertos protegiéndolo y listos para cualquier imprevisto que pusiera en riesgo a su jefe.

En cierto momento, uno de sus hombres le avisó que las autoridades ya lo habían ubicado en el lugar, por lo que, en breve, llegarían elementos de la Procuraduría General de la República.

De inmediato, El Azul se levantó de su asiento y se apresuró para salir del lugar y, en la entrada, tropezó con un hombre que, aparentemente, estaba esperando a que le asignaran una mesa: Antonio Lozano.

Anuncios

Al toparse con él, ninguno de los dos sabía quién era el otro, por lo que El Azul se limitó a decirle ‘Por favor, discúlpeme’. Lozano le respondió ‘No se preocupe, no hay cuidado’, a lo cual el criminal correspondió con un ‘buen provecho’ antes de salir.

Cuando todo estaba preparado para el operativo, uno de los guardaespaldas de Antonio Lozano le informó que se disponían a arrestar a El Azul, quien estaba comiendo en el restaurante.

Luego de que Lozano le preguntara cómo era el delincuente, su guardaespaldas le describió exactamente al hombre que acababa de saludar: alto, fuerte, moreno, de tez casi cobriza y pelo quebrado y entrecano.

El Azul, cuentan, se destacaba por su discreción, lo cual era un requisito indispensable para trabajar con él. Asimismo, ha sido descrito como una persona amable, nada ostentosa, culta y con buena conversación. En cuanto a su forma de vestir, se limitaba a lo sencillo y elegante. De ahí que, aún estando frente a frente con las autoridades, pasó totalmente desapercibido.

Anuncios

TEXTO

Anuncios


ES SUMAMENTE IMPORTANTE NOS DEJES TU OPINIÓN , GRACIAS POR TU APOYO

Con información de lanetanoticias.com, Vanguardia, Wikipedia y Animal Político

Fotos de Proceso, Sipse, El Universal y Univision

Portada: Vanguardia y México Nueva Era

EMOTICON O

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

// Format Standard 300x250 300x250:
PATRONCINIO PATROCINIO PATROCINIO PATROCINIO PATROCINIO
A %d blogueros les gusta esto: