Resto del País

Padre Ramón: el amor frustrado que oscureció a Claudia Mijangos

HIENA XD.png
FOTO DE INTERNET
Anuncios

El día de ayer Claudia Mijangos fue liberada del penal de Tepepan de la Ciudad de México luego de cumplir una condena de 30 años por el asesinato de sus tres hijos a puñaladas.

Es originaria de Mazatlán, Sinaloa. Popularmente conocida como La Mijangos, Claudia estudió comercio y fue reina de belleza en su tierra natal. Durante su juventud se casó con Alfredo Castaños, con quien tuvo a tres hijos. Vivían pacíficamente en Querétaro.

Claudia impartía clases de ética y catecismo en el colegio Fray Luis de León, pero su vida dio un giro total cuando conoció al padre Ramón, de quien quedó perdidamente enamorada. Se dice que mantuvieron una relación amorosa; sin embargo, se ocultó durante mucho tiempo.

Tras aquellos rumores, la Arquidiócesis de Querétaro decidió cambiar al sacerdote de ubicación. A raíz de este suceso, todo cambió para Claudia Mijangos. Surgieron problemas con su marido y comenzó a dar señales de un problema psiquiátrico, pues decía que veía ángeles y demonios; no obstante, tras divorciarse de su esposo, se quedó con la custodia de los niños.

Anuncios

Resultado de imagen para mijangos y padre ramon

Antes de la medianoche del 23 de abril de 1989, Verónica, una amiga de Claudia, recibió una llamada suya, en la que le comentó nuevamente lo que veía. Además, le comunicó muy alterada que los seres le habían dicho que Mazatlán se había caído y que todo Querétaro era un espíritu.

La amiga de Claudia le pidió que se tranquilizara y prometió visitarla al día siguiente. Cuando llegó la mañana, Verónica se dirigió a la casa ubicada en la colonia Jardines de la Hacienda, donde se encontró con imágenes que le partieron el corazón.

En las paredes había huellas de sangre. Al caminar hacia las escaleras, halló el cadáver de Alfredo, de seis años. Horrorizada, decidió no ver más y llamó de inmediato al exesposo de Claudia, quien alertó a las autoridades.

Anuncios

Al lugar de los hechos llegaron policías y peritos, quienes entraron a la escena del crimen y hallaron los cuerpos de la pequeña Claudia, de once y de María Belén, de nueve. Claudia Mijangos dormía al lado del cadáver de María Belén mientras sostenía un cuchillo.

Tras las investigaciones, se reveló que Claudia y el padre Ramón sí tenían una relación sentimental. El sacerdote cargaba con una gran culpa por el hecho de ser religioso, razón por la que habría aceptado sin reparo su cambio.

No obstante, Claudia sufrió con su partida y lo buscó desesperadamente, hecho que coincidió con su divorcio.

Anuncios

Claudia fue trasladada al hospital, pues estaba en estado de shock. Tras despertar en un hospital, no recordaba nada; pedía que la dejaran ir por sus hijos a la escuela.

Imagen relacionada

Luego de que un juez determinara su pena de 30 años, Claudia fue trasladada al penal de Querétaro; no obstante, tiempo después fue recluida en el anexo psiquiátrico del Centro Femenil de Readaptación Social de Tepepan, de donde salió finalmente el día de ayer.

Tras su liberación, se dio a conocer que una sobrina de Claudia la internó en un psiquiátrico ‘para que continúe su tratamiento’.

Anuncios


ES SUMAMENTE IMPORTANTE NOS DEJES TU OPINIÓN , GRACIAS POR TU APOYO

Con información de lanetanoticias.com, La Silla Rota y El Debate

Fotos de Ciudad y Poder, Escrito con Sangre, El Diario de Querétaro, La Silla Rota y La Sirena

EMOTICON O

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

// Format Standard 300x250 300x250:
PATRONCINIO PATROCINIO PATROCINIO PATROCINIO PATROCINIO
A %d blogueros les gusta esto: