política

PGR perdona mansión en EU a Elba Esther Gordillo.

elba 2
FOTO DE INTERNET

En México donde los ricos y políticos son prácticamente intocables, la detención de quien fuera la mujer más poderosa del país, Elba Esther Gordillo Morales, ese dramático episodio donde la PGR amenazó con quitarle sus bienes, hoy solo queda como un recuerdo.

A petición de la PGR a Customs Enforcement ejecutaron un operativo de cateo y aseguramiento en 23 Green Turtle Road, en la isla de Coronado Cays, en San Diego, California. Se trataba de la mansión de Gordillo.

Anuncios

ICE accedió a colaborar con la PGR bajo el entendido de que la mansión era parte importante de la investigación delictiva contra Gordillo Morales y de que la intención de las autoridades mexicanas era decomisarla para subastarla y repatriar los millones desfalcados al sindicato.

Pero desde hace dos años, el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas de Estados Unidos cerró el caso debido a que las autoridades mexicanas no respondieron a sus peticiones de información. De esta forma, la mansión de Coronado Cays de la ex líder sindical de los maestros de México sigue en sus manos. “La propiedad no ha cambiado de dueño”, confirmó Jeff Olson, un funcionario del Condado de San Diego.

Anuncios

La residencia de Gordillo se encuentra en una exclusiva Marina residencial en Coronado Cays, la residencia cuenta con 6 recamaras y 7 baños, un muelle privado para barcos motorizados, alberca, dos cocheras y un amplio jardín; está valuada en cerca de 5.2 millones de dólares, según la última valuación predial en el registro del condado de San Diego.

Anuncios

Mientras Gordillo estaba recluida en el Centro Femenil de Readaptación Social Tepepan, la residencia acumuló una alta morosidad por concepto de impuestos prediales. En febrero de 2015, 23 Green Turtle Road tenía un saldo moroso de 132 mil 085.00 dólares correspondientes a 2012, 2013 y 2014, sin embargo, Gordillo liquidó el saldo.

Anuncios

Con información de Noticracia.

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.