Footer codigo: Interstitial codigo: Push codigo:
teads
política

Sin ideas propias, gris y obsoleta, así la tesis de Meade en Yale, según Dolia Estévez

MEADE X1.jpg
FOTO DE INTERNET

Mientras José Antonio Meade, precandidato priista a la presidencia de la República habla de su profundo amor por México, no le pudo ni dedicar su tesis de doctorado, misma que es opaca, poco original e inoperante, calificó Dolia Estévez.

La periodista recibió una copia de la tesis doctoral del candidato priista y en contraste con las tesis de otros estudiantes de la “Liga Ivy” y ex presidentes de México como Ernesto Zedillo y Carlos Salinas de Gortari, su tesis llamada “La Economía de los lineamientos de sentencias: evidencia sobre delincuentes de fraude federal”, habla sobre condenas de fraude en las cortes de Estados Unidos.

Anuncios

De acuerdo con Estévez, Carlos Salinas y Ernesto Zedillo, hicieron sus tesis mirando hacia México, lo que no ocurrió en el caso de Meade.

“Cuando se tiene la fortuna de acudir a una de las universidades del mundo más prestigiosas lo menos que puede hacerse es no ignorar a México. Aprovechar las herramientas de excelencia académica de la institución para contribuir al estudio de aspectos clave de la realidad mexicana. Ernesto Zedillo, también doctor en economía de Yale, hizo su tesis sobre la deuda externa mexicana y el futuro crecimiento económico asociado al petróleo. Carlos Salinas obtuvo su título de doctor en economía política y gobierno de la Universidad de Harvard con la tesis “producción y participación política en el campo mexicano”. Meade, en contraste, escogió un tema intrascendente para México”, escribió Estévez.

Anuncios

En entrevista con la periodista, basada en Estados Unidos, el asesor de tesis de Meade, Joel Waldfogel, quien lo instruyó en finanzas públicas, él indicó que no vio indicios de que el priista tuviera la intención de ser presidente de México.

El ex secretario de Hacienda, estudió en Yale de 1994 a 1997, donde obtuvo el doctorado en mayo de 1997; según la institución, “los candidatos a doctorado deberán aportar una contribución original a la ciencia de la disciplina seleccionada”, pero el trabajo de titulación de Meade, que trata sobre la problemática de las personas condenadas de fraude en las cortes federales de Estados Unidos, es prácticamente obsoleta.

“La árida tesis de Meade es prácticamente obsoleta”, indica Estévez en su texto, “pues la suprema corte revocó el carácter obligatorio que tenían los polémicos lineamientos de 1984”.

Anuncios

“La dicertación de Meade no es totalmente original. Se basa en la investigación del catedrático Joel Waldfogel, su maestro de finanzas públicas y asesor de tesis. ‘Este capítulo’, dice la página 73, ‘fue preparado en estrecha colaboración con mi asesor’”.

Si bien no se trata de plagio, como en el caso de Peña Nieto, el tema no era idea suya y tuvo ayuda de su asesor, dice Estévez.

“No es plagio pero tampoco es original. Más bien es un texto coherente con su trayectoria híbrida, ni panista ni priista”, sigue.

“Meade pudo haber aprovechado su estancia en Yale para abrir una grieta sobre su opacidad a través de la cual filtrar una tesis que hablara de su compromiso con México. No lo hizo. Veinte años después quiere ser presidente, pero su anodino pase por varias secretarías y título de doctor en Yale no son garantía de liderazgo ni vacuna contra la mediocridad”.

Anuncios

Con información de sinembargo.mx y regeneracion.mx

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

// Format Standard 300x250 300x250:
A %d blogueros les gusta esto: