Economía

Por gasolinazo, subió también el precio del huevo.

gasolina pro1.JPG
FOTO DE INTERNET

Desde las fiestas decembrinas, el precio del huevo subió entre tres y cuatro pesos por kilo en las tiendas de abarrotes y misceláneas, dijo Cuauhtémoc Rivera, presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (Anpec).

El presidente de la Alianza que cuenta con 60 mil agremiados en todo el país dijo que actualmente el producto de la canasta básica se vende entre 30 y 35 pesos.

Anuncios

El alza del huevo en las centrales de abasto ya fue confirmada por el Sistema Nacional de Información e Integración de Mercados (SNIIM) de la Secretaría de Economía. Por ejemplo, en la central de la Ciudad de México, la más grande del país y que influye en precios de otros centros, el kilo de huevo blanco se vende en 32 pesos y el rojo hasta en 34. Estos precios contrastan con los 28 y 30 pesos que se registraban a inicios del mes pasado.

Según el SNIIM, hace un año el huevo costaba entre siete y hasta 10 pesos más barato, dependiendo del sitio donde se comprara pues en las centrales de abasto su precio rondaba entre los 20 y 27 pesos el kilo.

Anuncios

El huevo, al igual que la tortilla, es uno de los alimentos básicos en la dieta de los mexicanos, a tal grado que nuestro país es el principal consumidor del mismo a nivel mundial. Cada mexicano come en promedio 23.3 kilos de huevo al año, según el Instituto Nacional Avícola.

De acuerdo con las cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, frente a la inflación general de 6.63 por ciento y la de 7.95 por ciento sólo en alimentos que se alcanzó hasta noviembre de 2017 respecto de igual mes de 2016, el huevo se encareció 12.49 por ciento en el mismo periodo.

Anuncios

Cuauhtémoc Rivera dijo que los incrementos en la tortilla y el huevo siempre han representado la avanzada del aumento de precios en los alimentos de la canasta básica y de artículos de consumo generalizado. Además, comentó que los proveedores justifican el aumento por el incremento en las gasolinas.

“Los proveedores de pan, refrescos, lácteos o embutidos, los principales productos que vendemos, no nos han llegado con aumentos, pero es de esperarse que se concreten en las próximas semanas, porque siempre es así. Llegan con listas de precios y alegan que es por el incremento en sus costos, sobre todo porque las gasolinas y el diésel siguieron subiendo y al impactar el transporte todo sube. Es de dudarse que la inflación se revierta en el primer mes de 2018, como pretenden las autoridades”.

Anuncios

Con información de La Jornada

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.