Footer codigo: Interstitial codigo: Push codigo:
teads
Internacional Mundo Desconocido

Aseguran que fantasmas penan en Japón tras terremoto (VIDEO)

fantasma1
FOTO DE INTERNET

Un terrible desastre natural deja atrás a un sinfín de historias y hechos sobrenaturales en la comunidad de Kurihara en Japón.

En Marzo de 2011, el terremoto afectó a cerca de veinte mil personas en la comunidad de Kurihara que fallecieron durante el siniestro.

El terremoto acompañado de tsunami del pasado 11 de marzo del 2011 en Japón fue el hecho que más pérdidas humanas ha dejado, incluso más vidas se perdieron es este suceso que en el bombardeo de Hiroshima y Nagasaki durante la Segunda Guerra Mundial, hace casi setenta años.

El terremoto dejó atrás un terrible dolor para las familias y comunidades enteras que fueron afectadas, sin embargo, también trajo consigo cientos de historias que ahora son míos o leyendas en aquel lugar, dichas leyendas fueron narradas por un monje de nombre Kaneda.

Anuncios

Kaneda narró cómo sobrevivió al terremoto en el templo y el momento en el que un ejército de personas acudió al lugar con la intención de enterrar a sus difuntos.

Kaneda realizó más de doscientos servicios funerarios pero lo curioso, según contaba Kaneda, es que la gente no lloraba ni se lamentaba de lo ocurrido, era como si una sombra de indiferencia hubiese caído sobre el pueblo.

Kaneda bautizo a los servicios como ‘el café del monje’ durante los cuales él y un grupo de monjes viajaban por las montañas y las aldeas costeras para hablar con las personas y hacerlas sentir mejor. Muchos de los que acudieron a los cafés del monje eran refugiados que ocupaban las frías cabañas preconstruidas de metal que el gobierno japonés les había asignado a raíz de perder sus hogares; y en medio de las conversaciones y consejos de los monjes para que la gente superara su dolor, comenzaron a escuchar toda clase de historias sobre sucesos extraños y encuentros con las víctimas en casas, oficinas de trabajo, escuelas, playas y ruinas. Y experiencias que iban desde pesadillas y sensaciones desagradables hasta posesiones de espíritus.

Anuncios

En una ocasión, un hombre llegó quejándose de algo que caminaba sobre su pecho en las noches. Una adolescente que veía a un niño agazapado en los rincones de su casa. Un hombre que veía los rostros de los muertos en los charcos cada que llovía.

Un ingeniero civil que encontró al espíritu de una mujer vestida de rojo en una playa abandonada. Bomberos que acudían a llamadas en domicilios que habían quedado reducidos a escombros. Un taxista que llevó a un espíritu a su hogar. Una anciana que aparecía en los hogares temporales de los refugiados para beber té, y desaparecía dejando un asiento o un colchón empapado con agua de mar.

Anuncios

Kaneda, al igual que muchos sacerdotes de varias religiones, se vio obligado a acudir a llamadas para tranquilizar a los espíritus. Un monje budista inclusive escribió un artículo en el diario de la Universidad de Tohoku cuando el problema de los fantasmas se salió de control; al grado de que el gobierno de las prefecturas declaró que Japón experimentaba una crisis sobrenatural, pese a lo risible y fantástico de la idea.

Y es que en Japón se dice que quienes mueren de forma violenta o antes de tiempo, corren el riesgo de convertirse en Gaki, un tipo de fantasmas que viajan entre mundos propagando maldiciones y atormentando a los vivos. Estos seres deben ser aplacados con rituales familiares, pero en muchos casos, líneas enteras de familias se vieron aniquiladas por la ola y estos espíritus terminaron abandonados.

Anuncios

Con información de Letra Roja Y lanetanoticias.com

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

// Format Standard 300x250 300x250:
A %d blogueros les gusta esto: