Resto del País

PGJ de Hidalgo se niega a emitir Alerta Amber para localizar a niña de tres años

AMBER.jpg
FOTO DE INTERNET

Pachuca, Hgo. Bajo el argumento de que los agentes del ministerio público y los policías investigadores se encuentran de vacaciones, la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo (PGJH) se negó a iniciar la búsqueda y emitir la “Alerta Amber” para la localización de la niña Estrella Kristell Crisostomo Peña Loza de tres años de edad, quien fue sustraída el pasado 24 de diciembre por su propio padre y expareja sentimental de su madre.

Ante esta situación, Karina Lynn Peñaloza Romero, madre de la niña, de ciudadanía estadounidense, comentó que en las próximas horas acudirá a la embajada de ese país norteamericano para pedir auxilio.

En entrevista para La Jornada, Karina Lynn relató que el individuo que se llevó a la niña es su expareja Juan Diego Crisostomo Crisostomo, y padre de Estrella, de quien se separó hace 7 meses por violencia intrafamiliar.

Relató que Juan Diego es un individuo violento, adicto al consumo al alcohol “quien nunca vio por mi hija” y que cuando vivía con él en la ciudad de Tizayuca “iba de vez en cuando a la casa sin aportar ningún recuso ya que no trabajaba”.

Anuncios

Cansada de que además de no trabajar Juan Crisostomo la golpeaba e insultaba, lo denunció ante el agente del ministerio público adscrito a Tizayuca por maltrato intrafamiliar.

“También le inicié una denuncia por robo ya que me vació la casa” dijo con la voz entrecortada la mujer.

Ante esta situación, en mayo pasado, decidió separarse y refugiarse en la casa de su madre en la colonia El Arbolillo de la ciudad de Pachuca.

Relató que el domingo, Juan Crisostomo le llamó por teléfono y la citó para que se reunieran en Pachuca para ver a la niña y comprarle zapatos, y agregó que “me dijo que tenía hambre y nos metimos a comer a un Burger King que se localiza a un costado del Reloj Monumental de Pachuca”.

Ya en el establecimiento y sentados en una de las mesas, Juan Crisostomo le pidió a que fuera al mostrador para pedir las hamburguesas.

Anuncios

“Cuando regrese ya había otras personas en la mesa; me dijeron que él había salido corriendo con la niña”, relató.

Entonces pidió apoyo de dos policías estatales que la llevaron al Centro de Atención a Víctimas (Cavi) de la Procuraduría General de Justicia de Hidalgo localizadas en la colonia San Javier de Pachuca.

En el lugar, una funcionaria que se negó a proporcionarle su nombre, aunque redactó un acta informativa de los hechos filiada con el número 17-77-9 le dijo que nada se podía hacer para buscar a la niña ya que tanto agentes del ministerio público como policías investigadores estaban de vacaciones y le pidió que regresará hasta el próximo 8 de enero.

“La licenciada que me atendió me dijo que el agente del ministerio público estaba de vacaciones por lo que realmente la policía no me está ayudando nada”, expuso.

Aunque le pidió entonces que iniciara la Alerta Amber por la sustracción de Kristell “como igual están de vacaciones pues tampoco han dado la alerta Amber”.

Anuncios

Ante esta situación, con ayuda de familiares elaboró un cartel con la foto de su hija y de Juan Diego Crisostomo Crisostomo y desde el mismo 24 de diciembre los colocó por calles y avenidas de Pachuca.

A casi una semana de la sustracción de la menor, Karina dijo tener información de que al parecer, tanto Juan Crisostomo como la niña se encontraban en la Ciudad de México.

Ante esto y aprovechando que tiene la doble nacionalidad, mexicana y estadounidense “iré a la embajada de los Estados Unidos a pedir ayuda ya que aquí no quieren hacer nada”.

La niña de nombre Estrella Kristell vestía al momento de ser sustraída un mallón negro y una sudadera verde pistache. Calzaba también unas sandalias color azul.

Anuncios

Con información de jornada.unam.mx

 

Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.