Footer codigo: Interstitial codigo: Push codigo:
teads
política

«Una persona que se pone tatuajes posiblemente tiene problemas mentales y deterioran sus valores»: Diputados

TATUAJES2.jpg
FOTO DE INTERNET

Sánchez Juárez dijo que los jóvenes son presa fácil del consumo de productos que los incitan a colocarse, aunque sea de forma provisional, imágenes en diferentes partes del cuerpo

La diputada del Partido Acción Nacional (PAN), Claudia Sánchez Juárez presentó una iniciativa en la Comisión Permanente para que se apliquen sanciones “administrativas y económicas a quienes introduzcan, adhieran o adjunten tatuajes promocionales a los productos de consumo humano”.

La propuesta de la panista pretende modificar la fracción 25 del artículo 3 de la Ley General de Salud. Sánchez Juárez dijo que los jóvenes son presa fácil del consumo de productos que los incitan a colocarse, aunque sea de forma provisional, imágenes en diferentes partes del cuerpo. Esto “distorsiona su conducta respecto al cuidado, respeto y aprecio por su aspecto físico”. Refirió que las sanciones económicas y administrativas, también se aplicarían a quienes se encarguen de distribuir y vender productos que contengan adhesivos para la piel.

La iniciativa fue turnada a la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados para su análisis.

Anuncios


Discriminación laboral, una de las consecuencias por tener tatuajes.

Si te encuentras indeciso por realizarte uno, te aconsejamos leer la siguientes historias, las cuales te ayudarán a decidirte. Muchos mitos hay detrás de los tatuajes, se dice que ya no puedes donar sangre, otras personas señalan que solamente son paras las personas criminales y que probablemente no vas a encontrar un buen empleo.

Quizás este último sea uno de los impedimentos más comunes para que las personas no se realicen uno de ellos. Ante esta situación te presentamos una serie de historias que han presentado lectores del portal BBC, las cuales te podrán ayudar a tomar una decisión.

«Mal ejemplo para los niños»

«Hace no mucho tiempo ingresé a laborar en un escuela como asistente, durante la entrevista les comente mi gusto por los tatuajes. Rápidamente me hicieron llegar una guía con las «normas de vestimenta». Decía que los tatuajes visibles y piercings faciales no eran un buen ejemplo y debían ser cubiertos.

Anuncios

El empleo fue mio, sin embargo fui sujeta a señalamientos por los padres de familia, decían que mis tatuajes eran un mal ejemplo para los niños. A pesar de que mi desempeño no era malo, decidí renunciar, ya que el entorno laboral no era bueno con respecto a la impresión que tenían de mi».

«Recortaron mis horas de trabajo»

«Trabajo en una empresa que se dedica al cuidado de los niños; en ella se encontraba mi antiguo jefe, quien estaba en contra de las modificaciones corporales, esto por sus creencias religiosas. En una ocasión se dio cuenta de mis tatuajes, por lo que decidió recortarme horas de trabajo, argumentando que los niños deberían darse cuenta, ya que los asustaría.

A pesar de que estos no se encuentran visibles, no dio marcha atrás en su orden, no importando que se estaba prestando a la discriminación». Ya son más los empleos que aceptan a personas con tatuajes. Foto: Blogger.
«Me dijeron que me tenía que tapar»

«En mi anterior empleo me pidieron que me tapara mis tatuajes durante mis horas laborales, tal solicitud la tome con un acto de discriminación, debido a que muchos de mis compañeros tenían perforaciones.

Anuncios

Actualmente me encuentro laborando como administrador de contratos de un hospital, donde realizo mi trabajo de manera excepcional».

«Mi entrevista de trabajo terminó»

«Sostenía una entrevista laboral via teléfono, todo iba muy bien, hasta que le pregunte si el uniforme era manga larga, por que tenía tatuajes, a lo que el encargado de recursos humanos decidió colgar la llamada. Posteriormente, me encontraba laborando en una tienda de autoservicios, de momento ingresó un cliente muy molesto y comenzó a insultarme, argumentando que no merecía tener un empleo por mis tatuajes y que seguramente me drogaba. Ante esta situación decidí mostrarle mi reconocimiento de empleada del mes, el cual estaba colgado en la pared».

«Me perdí un ascenso»

Me prometieron un ascenso, pero me fue negado cuando decidí realizarme un tatuaje en el brazo. Señaló que me había sido negado por la impresión que causaba, esto a pesar que la mayoría de mis compañeros tenían piercings, tanto en lengua, como en la nariz. Es bien sabido que un tatuaje no te hace una persona deshonesta o un delincuente, sin embargo, antes de hacerte uno de ellos recuerda cada una de las anteriores historias y confirma si no tendrás algún impedimento laboral o social, así podrás prevenir algunas acciones que se pueden tomar como discriminación.

Anuncios

Con información de BBC y regeneracion.mx

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

// Format Standard 300x250 300x250:
A %d blogueros les gusta esto: